• 23/05/2018
Durante esta semana y la próxima se realizarán en esa dependencia de avenida Belgrano 944, controles de presión arterial a quienes concurran a realizar trámites en el lugar.
El IPS se suma a los controles de hipertensión arterial en su Farmacia Social

Como continuidad de las acciones que viene desarrollando el Ministerio de Salud de la provincia, esta semana y hasta el miércoles de la próxima se están realizando controles de hipertensión arterial en la Farmacia del Instituto Provincial de Salud de Salta, ubicada en avenida Belgrano 944. La acción forma parte de la campaña preventiva que el Ministerio lleva adelante baje el lema "Conocé y controlá tu presión arterial”, que se inició el pasado 17 de este mes, en el Día Internacional de la Hipertensión Arterial.

Esta acción busca hacer hincapié en la importancia de tomarse la presión arterial, ya que según datos estadísticos de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial, una de cada tres personas es hipertensa y uno de cada tres hipertensos no conoce su condición.

A las personas que asisten a la Farmacia del IPS se les ofrece realizarse un control gratuito, que consiste en dos tomas de la presión arterial con un minuto de diferencia. Los datos obtenidos son volcados en una planilla e informados a los participantes, a quienes se les entrega folletería informativa acerca de la enfermedad.

 La hipertensión sin control eleva los riesgos de sufrir problemas cardíacos serios, incluyendo ataques al corazón o accidente cerebro vascular (ACV). Afortunadamente puede ser detectada fácilmente y, una vez diagnosticada, se puede trabajar con el médico para controlarla.

Se recomienda especialmente tomarse la presión arterial si se tiene sobrepeso, obesidad, diabetes, colesterol alto o hábito de fumador. También antes de comenzar a hacer actividad física. Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir niveles altos de hipertensión.

Para evitar la hipertensión es recomendable llevar una dieta saludable, incorporando más alimentos como frutas, vegetales, granos enteros y lácteos bajos en grasas; y reduciendo el consumo de grasas. También se aconseja disminuir la sal en la dieta, limitar el consumo de alcohol y el cigarrillo, aumentar la actividad física y controlar el estrés.